Éste sitio web usa cookies, si permanece aquí acepta su uso. ( leer más en política de privacidad ).

¿Qué es el Marketing 1.0, 2.0, 3.0 y 4.0?

 


Marketing 4.0

 La evolución del marketing 1.0 al 4.0.

El marketing 1.0 estaba centrado en el producto. También es conocida simplemente como la era de los productos.
Las empresas se centraban en producir bienes y que los consumidores se adaptarán a ellos. Uno de los ejemplos más emblemáticos de esta era es el fortísimos, representado fielmente en una de las frases más famosas de Jerry Ford.
La gente puede elegir el auto del color que desee, siempre y cuando sea negro.
Se consideraban principalmente las necesidades físicas del consumidor como espacio, comodidad y seguridad. La estrategia comercial se centraba en el precio y la comunicación era unidireccional. El mensaje se enviaba principalmente por prensa escrita y radio.


 Las marcas desconocían en gran medida la opinión de sus consumidores y respondían a las quejas de forma aislada e individual. Después de los años veintes, las marcas se vieron obligadas a mejorar debido a un incremento sustancial en la economía familiar. Las personas que ahora tenían más dinero comenzaron a exigir una mejor calidad. Se comienza a tomar en cuenta al consumidor. En los años 40's se populariza las encuestas para conocer las preferencias del consumidor. 


El marketing 2.0 la era centrada en el consumidor paralelo al crecimiento de la producción y ventas de bienes autos, televisores, neveras y lavadoras. Crecen los negocios de la publicidad y de la investigación de mercados. El consumidor se traslada de una posición pasiva a la de un formador de opinión. En los ochentas la orientación a la producción y a las ventas cede paso a la orientación al consumidor. A finales de los noventas convergen la intensificación de la competencia que genera variedad de marcas y productos gracias a la masificación de Internet. Surge el florecimiento del marketing 2.0. Las marcas siguen utilizando los medios tradicionales como la prensa escrita, la radio y la televisión, e incluyen tímidamente el Internet para desarrollar estrategias de comunicación bilateral. Se valora a la persona en lugar de tomar en consideración sólo sus necesidades físicas. El consumidor 2.0 utiliza la web para tomar sus decisiones. Analiza y compara precios contra beneficios.
Revisa la reputación de la marca. Lee las valoraciones de algunos usuarios y finalmente puede socializar con algunos a través de foros y comentarios.


 El marketing 3.0 la era orientada a los valores. El 3.0 surge del entendimiento de las marcas sobre los consumidores, estableciendo que no basta con incluir sólo al consumidor o usuario los procesos de compra y venta, sino a lograr que la sociedad se sienta parte de la marca, dando origen a los conceptos de responsabilidad empresarial orientada a los aspectos sociales.
En esta etapa existe una necesidad de segmentar cada vez más el mercado. Las campañas de marketing buscan personificar a las marcas y generar una relación más personal entre la empresa y el cliente. Las redes sociales son las principales herramientas para lograr este último objetivo. Se consideran a los medios interactivos los principales canales de comunicación y la comunicación avanza de la bidireccionalidad a la multi direccionalidad, principalmente mediante el uso de las redes digitales. El cuidado del medio ambiente del planeta, de las buenas prácticas. La ética y los valores son algunos de los pilares del 3.0.


El marketing 4.0 o la era del propósito social, la tecnología y su adaptación al entorno nos permite ofrecer experiencias integradas que conjugan lo físico y lo digital. Una realidad que se conoce como digital, en la que uno de los principales pilares es el small data, la información segmentada imprescindible para el análisis y la mejora continua. Y en esta nueva realidad, el consumidor es el principal protagonista. Y no sólo se personaliza la comunicación, sino que además está directamente implicado en los procesos de creación. Incluso YouTube ha tomado a Hollywood por sorpresa. Una encuesta encargada por la revista Variety reveló que para las personas de entre 13 y 18 años, las celebridades de YouTube son aún más populares que las estrellas de Hollywood. El cambio de poder también influye en las personas. Ahora, el poder no radica en los individuos, sino en los grupos sociales. Estos cambios han modificado radicalmente nuestro mundo en un mundo donde las fuerzas horizontales, inclusivas y sociales triunfa sobre las fuerzas verticales, exclusivas e individuales, y las comunidades de clientes se han vuelto cada vez más poderosas. 


Quedaron atrás los días en que ser exclusivo era el objetivo. La inclusividad se ha convertido en el nuevo nombre del juego en el nivel macro. El mundo está pasando de una hegemonía a una estructura de poder multilateral. La inclusividad social está ocurriendo no sólo en línea, sino también fuera de línea. El concepto de ciudades inclusivas, ciudades que acoge la diversidad de sus habitantes, a menudo se considera como un buen modelo para ciudades sostenibles. En este nuevo entorno, los clientes se ajustan más a las opiniones sociales. De hecho, la mayoría de las decisiones personales de compra serán esencialmente decisiones sociales. Los clientes se comunican entre sí y conversan sobre marcas y. Las marcas colaboran junto a la sociedad para crear un mundo mejor. Surge la humanización de las marcas y el marketing se centra en las necesidades emocionales de los clientes. Se establecen las estrategias. 3 60. El marketing holístico y la comunicación omnicanal. 


La inclusión social. También puede aparecer en forma de comercio justo. Diversidad laboral y empoderamiento de las minorías. Estas prácticas abarcan las diferencias humanas a través del género, la raza y el estado económico. Marcas como The Body Shop están construyendo un fuerte compromiso con la inclusión social. Fue la primera marca mundial de belleza en combatir las pruebas con animales. Apoyo al comercio comunitario y programas como detener la violencia en el hogar en el entorno del marketing. Hiperconectados establece que hoy en día el cliente es quien tiene el control de la empresa. Las marcas deben incrementar su creatividad y mejorar las interacciones con los clientes. Desde el punto de vista del cliente, existen tres niveles de disfrute, experiencia y compromiso. Las marcas ganadoras son aquellas que no dejan los momentos increíbles al azar. Crean de manera creativa las interacciones con los clientes, desde el disfrute hasta la experiencia y el compromiso.

Hacer Pregunta , Recomendacion o Comentario